¿Qué es la creatividad?, dices mientras clavas tu pupila en mi pupila azul…

Parece que Gustavo Adolfo Bécquer me dejó huella, aunque a lo mejor no de la manera a la que a él le hubiera gustado, pero oye, soy incapaz de formular una pregunta de este tipo sin que me salga la pupila a colación.

La creatividad es algo difícil de definir. Según la RAE sería la capacidad o facilidad para inventar o crear, ¿y crear?, producir algo de la nada. Pues me parece muy bien, pero un albañil pone ladrillos donde antes no había nada y no he escuchado a nadie referirse a él como persona creativa.

  • Mira Manolo, aquella obra está llena de señores creativos
  • Lo dices por los piropos que se inventan, no?

Vaya, ahora va a resultar que los albañiles si que son personas creativas, pero no por poner ladrillos precisamente, a no ser que los colocasen de forma diferente y llamativa dando como resultado algo insólito y espectacular, entonces si que serían creativos.

  • ¿Se puede saber qué estás haciendo con los ladrillos?, ¿te crees que estás construyendo el Guggenheim?
  • Solo estaba siendo un poco creativo
  • No me toques las narices Juanillo y ponlos como siempre que esto es un adosado

Echando la vista atrás, puede que la creatividad fuera aquello que me impulsaba de pequeña a cortar las cajas de cartón para sacar de ellas otras más pequeñas que me sirvieran para otros menesteres. No lo se, mi madre a eso lo llamaba “¿ya estás otra vez con los líos?” Todavía lo sigo haciendo, caja de juego de mesa que cae en mis manos, caja que recorto para que ocupe menos en la estantería. Puede que eso no sea creatividad y simplemente sea obsesión por la optimización del espacio.

A lo mejor la creatividad es lo que te empuja a explorar posibles habilidades ocultas. Para muchos, saber identificar cuáles son sus habilidades deberá ser lo más sencillo del mundo, pero ¿y si se da la circunstancia de que esas habilidades están ocultas, como dormidas, esperando a que alguien las despierte?, yo no lo descarto.

¿Seré un buen cantante pero no me he enterado porque nunca canto en la ducha?, ¿seré un portentoso del balón pero todavía no lo he descubierto porque nunca me ha dado por darle patadas a uno?, ¿seré un buen escritor en potencia que todavía no ha escrito ni dos frases seguidas?, ¿seré yo Señor, seré yo?, como le dijo Judas a Jesucristo.

Ante la duda hay que ponerse a prueba, hay que intentar subir una montaña por si resulta que eres buen escalador, hay que aprenderse una coreografía por si eres buen bailarín, hay que hablar en público por si eres un buen orador y hay que seguir buscando retos.

Algo tenemos ya claro, que ser creativo es ser original con un resultado estéticamente atractivo. Eso no lo dice en ningún diccionario, pero es la pura verdad.

Un ejemplo: si te mandan hacer una redacción y en lugar de escribirla haces un video con imágenes, con subtítulos y con una narración que acompañe esas imágenes, esos subtítulos y además escoges una música que de sentido a todo lo anterior, eso sería pero que muy creativo y puede que hasta te ganases un cero del profesor por no seguir al pie de la letra sus instrucciones, que los profesores no son muy amigos de tener que valorar algo que se sale de sus cánones establecidos. En las series americanas esos profesores existen, pero yo todavía no he conocido a ninguno.

Concluyendo…,

  • Menos mal hija, creí que nunca llegarías al final
  • ¿Perdona?

Como decía, la creatividad está ahí, solo hace falta pillarla y no dejarla escapar. No esperes más y ponla a trabajar en tu próximo proyecto.

¡Creatividad!, ¡quédate conmigo!